noviembre 14, 2018

DONALD TRUMP CREA OFICINA QUE PROTEGE A MÉDICOS CRISTIANOS QUE SON OBLIGADOS A PRACTICAR ABORTOS

TRUM

Reforzando su fuerte conexión con los conservadores sociales, la administración Trump anunció el jueves una nueva oficina federal para proteger a los proveedores médicos que se niegan a participar en el aborto, el suicidio asistido u otros procedimientos por motivos morales o religiosos.

Los principales demócratas y grupos LGBT denunciaron inmediatamente la medida, diciendo que las “protecciones de conciencia” podrían convertirse en una licencia para discriminar, particularmente contra las personas homosexuales y transgénero.

El anuncio del Departamento de Salud y Servicios Humanos se realizó un día antes de la marcha anual en Washington realizada por oponentes al aborto, a quienes el presidente Donald Trump dirigirá a través de un video. HHS organizó un evento formal en el Gran Salón del departamento, con legisladores republicanos y activistas para la protección de la conciencia como oradores invitados.

La división de religión y conciencia formará parte de la Oficina de Derechos Civiles de HHS, que aplica las leyes federales contra la discriminación y la privacidad. Las autoridades dijeron que se enfocará en defender las protecciones que ya forman parte de la ley federal. Las violaciones pueden resultar en que un proveedor de servicios pierda fondos del gobierno.

No se anunciaron nuevos esfuerzos para ampliar tales protecciones, pero los activistas de ambos lados esperan que la administración intente ampliarlos en el futuro.

Aunque la oficina de derechos civiles de HHS ha recibido tradicionalmente pocas denuncias alegando violaciones de conciencia, el secretario interino de HHS, Eric Hargan, pintó una imagen de médicos bajo coacción gubernamental para violar los dictados de la conciencia.

“Durante demasiado tiempo, demasiados profesionales de la salud han sido intimidados y discriminados debido a sus creencias religiosas y convicciones morales, lo que lleva a muchos a preguntarse qué futuro tienen en nuestro sistema médico”, dijo Hargan a la audiencia.

“El gobierno federal y los gobiernos estatales han perseguido a los hospitales religiosos y los hombres y mujeres que los prestan, obligándolos a proporcionar o remitir a servicios que violan sus conciencias, cuando solo desean servir de acuerdo con sus creencias religiosas”, agregó Hargan.

Related posts