agosto 19, 2017

Estos son los ‘ministros’ con los que Trump quiere limpiar el legado de Obama

trump

El equipo de Gobierno de Estados Unidos está compuesto por el presidente, el vicepresidente y los 15 departamentos ejecutivos que lideran cada secretario -que sería el equivalente al ministro-, más el fiscal general.

El equipo de Trump está formado por 38 hombres más la primera dama, Melania, que tendrá oficina propia desde la que promete luchar contra el ciberacoso. 

Destacamos los más relevantes.

Mike Pence. Vicepresidente. Es uno de los hombres de los que más se espera del Gobierno Trump. El ex gobernador de Indiana, cristiano evangélico y reconocido provida, redujo a un cuarto el número de abortorios en este Estado. Precisamente es uno de los integrantes del equipo de Trump que con más vehemencia se ha pronunciado solicitando la retirada de la financiación a Planned Parenthood.

Donald Trump y Mike Pence, presidente y vicepresidente electos de los EE UU
Donald Trump y Mike Pence, presidente y vicepresidente electos de los Estados Unidos.

Rex Tillerson. Secretario de Estado. Alto ejecutivo de la petrolera Exxon Mobil y no es ningún secreto su buena amistad con Vladimir Putin, que incluso lo condecoró en 2012 con la Medalla de la Amistad en el mismísimo Kremlin. Es un convencido de la necesidad de luchar contra el cambio climático, y un defensor de la tasa al carbón.

Al contrario que su jefe, Tillerson sí tiene el respaldo del núcleo clásico del partido Republicano. La ex secretaria de Estado Condoleeza Rice en la época de George Bush celebró así su nombramiento: “Es una excelente elección para secretario de Estado. Aportará una experiencia internacional notable y extensa; una comprensión profunda de la economía global, y una convicción del rol especial de América en el mundo”.

El nuevo secretario de Vivienda, Ben Carson, médico de profesión y uno de los más entusiastas en la causa provida, es además un gran crítico con el ‘Obamacare’

John Kelly. Secretario del Departamento de Seguridad Interior. Este general retirado tendrá especial protagonismo en lo relacionado con la construcción del muro en la frontera con México. Tiene experiencia en la política tras su paso por los equipos de los secretarios de estado republicanos Leon Panetta y Robert Gates.

Ben Carson. Secretario de Vivienda. Médico de profesión, es uno de los más entusiastas en la causa provida. Es, como gusta decir a los estadounidenses, un hombre hecho a sí mismo, y saltó de verdad a los medios de comunicación cuando pronunció un discurso de media hora contra el ‘Obamacare’ en las mismas narices del presidente demócrata.

El secretario de Vivienda, Ben Carson / EFE
El secretario de Vivienda, Ben Carson / EFE

La ‘ministra’ de Educación, Betsy De Vos, apuesta decididamente por la libertad de enseñanza al respaldar el sistema del cheque escolar

 

Betsy DeVos. Secretaria de Educación. Multimillonaria como Trump, Betsy DeVos, junto a su marido, Dick DeVos, han financiado con buena parte de su fortuna centros de ayuda a la mujer embarazada y apoyado a candidatos de perfil provida, así como a la organización March for Life en Washington.

Pero, en su caso, lo que más interesa es que DeVos apuesta decididamente por la libertad de educación al respaldar el cheque escolar para garantizar el derecho fundamental de los padres a elegir la educación de sus hijos.

Tom Price. Secretario de Salud y Servicios Humanos. Price, cirujano ortopédico y gobernador de Georgia, se ha significado de manera muy precisa sobre diferentes leyes que afectan a la protección de la vida humana desde el momento de la concepción. En los últimos años, se ha opuesto a la investigación con células madre de origen embrionario y ha apoyado la retirada de fondos federales a organizaciones como Planned Parenthood y al aborto en general.

El Gobernados de Georgia (EEUU) Tom Price es el elegido por Donald Trump para la secretaría de Sanidad. / Flickr
El Gobernador de Georgia (EEUU) Tom Price es el elegido por Donald Trump para la secretaría de Sanidad. / Flickr

James Mattis. Secretario de Defensa. Es un experto en el área: exmarine, general y veterano de guerra. Ha sido muy crítico con el acuerdo nuclear que Obama firmó con Irán y es de los menos partidarios de un acercamiento a Rusia.

Ryan Zinke. Secretario de Interior. Fue congresista por Montana, aunque quizá lo más llamativo de su carrera sea que perteneció durante más de dos décadas a las fuerzas secretas, los SEAL.

Como gobernador de Texas, Perry puso todas las trabas que pudo al aborto mediante la vía administrativa obligando a muchos centros a cerrar

Steven Mnuchin. Secretario del Tesoro. Colaboró activamente en la campaña electoral de Trump al frente del área económica. Pero sobre todo es un hombre con experiencia en la empresa privada, pues trabajó durante 17 años en Goldman Sachs.

Rick Perry. Secretario de Energía. Cristiano evangélico, el ex gobernador de Texas es un férreo defensor de los derechos del no nacido y del matrimonio natural. Durante aquella etapa puso todas las trabas que pudo al aborto mediante la vía administrativa obligando a muchos centros a cerrar. Una de ellas fue la de no permitir los abortos tardíos.

Rick Perry
El ex gobernador de Texas, Rick Perry / EFE

Vincent Viola. Secretario de la Armada. Es uno de los amigos multimillonarios del presidente. Militar graduado en West Point se hizo rico gracias a Virtu Financial, la empresa que creó especializada en comercio electrónico.

Andy Puzder. Secretario de Trabajo. Participó en la financiación de la campaña de Trump. Se ha mostrado en contra de subir el salario mínimo, aunque hacerlo sería una medida proteccionista más del gusto del presidente. Es un punto de fricción entre ambos que deberán resolver.

Wilbur Ross. Secretario de Comercio. Proviene del mundo de la banca y es uno de los hombres más cercanos a Trump. Su longevidad -78 años- no parece ser un obstáculo para Trump, que espera de él que aporte a la Administración algo de su exitoso paso por el sector privado como gestor de fondos (será el enlace entre la Casa Blanca y los empresarios). Algunos incluso le ven como un tiburón de Wall Street, no en vano se le ‘imputa’ una fortuna de 2.900 millones de dólares.

Elaine Chao. Secretaria de Transporte. Es una superviviente en tanto que fue la única figura que completó los dos mandatos enteros de George W. Bush como secretaria de Trabajo. Además fue la primera estadounidense de origen asiático en llegar al Gobierno.

David Shulkin. Secretario para Asuntos de Veteranos. De profesión médico, fue designado por Obama como subsecretario de la Administración de Veteranos. Aún no se sabe si continuará, ya que su puesto tiene que ser revalidado por el Senado.

El senador de Alabama, Jeff Sessions y futuro Fiscal General de EEUU
El senador de Alabama, Jeff Sessions y futuro Fiscal General de EEUU. / Flickr

Al margen del Gobierno destacan como figuras provida el fiscal general Jeff Sessions y la embajadora ante la ONU, Nikki Halley (éste último un cargo estratégico, de enorme relevancia).

Sessions aseguró que el caso ‘Roe vs Wade’,que abrió las puertas a la despenalización del aborto en 1973, “violó la Constitución”

Sessions, senador por Alabama, tiene un fuerte compromiso por la vida, como cabe recordar tras su elección para presidente honorario de la gala del 40 aniversario de Americanos Unidos por la Vida, en la que declaró: “Es bueno celebrar cuarenta años de fiel servicio a los más altos y mejores ideales de la Nación Americana”.

Antes de su nombramiento como fiscal general Sessions aseguró que el caso ‘Roe vs Wade’ que abrió las puertas al aborto en 1973 “violó la Constitución”, aunque también ha señalado que mientras dicha resolución no sea modificada no tendrá más remedio que respetar la ley.

El caso de Nikki Halley es curioso, ya que no apoyó a Trump durante la campaña presidencial republicana. La gobernadora de Carolina del Sur, sin embargo, es una gran provida y espera que su discurso a favor del matrimonio entre hombre y mujer se oiga como embajadora ante la ONU, feudo del lobby LGTB, que pretende imponer la agenda homosexualista en todo el mundo.

Related posts